Persuasión propagandística al servicio del envilecimiento: comunicación para el desorden

Revistas Anteriores

Resumen


La conjunción copulativa de este número (comunicación y desorden) proyecta un análisis no hegemónico. Resulta más habitual la disyuntiva (comunicación o desorden), denotando que la primera evita el segundo. No es esto cierto en todos los casos. La comunicación puede contribuir a la integración de la ciudadanía en la esfera pública, y puede propiciar el enriquecimiento del sistema democrático. Serán, éstas, virtudes en potencia, pero no camino irrevocable. Determinada comunicación también canaliza encono y envilecimiento, resultando antesala y vehículo de la fuerza. Existe una comunicación para el desorden, caracterizada, antes que nada, por el secuestro del lenguaje.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.